Home

Bordando por la paz y la memoria. Una víctima, un pañuelo

A bordar para abordarnos
A bordar contra la guerra
Abordar a nuestros muertos
Abordarnos y reconocernos

¿Por qué bordamos?

¿Quiénes somos?

Este proyecto nació en junio de 2011 dentro del Colectivo Fuentes Rojas, derivado de la iniciativa “Paremos las balas, pintemos las fuentes”, para manifestar de manera visual la violencia sistemática que existe en México y en solidaridad al Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad. “Bordando por la paz y la memoria. Una víctima, un pañuelo”, busca la participación ciudadana en muchos lugares y momentos posibles, busca compartir con amigos y transeúntes la información, pero sobre todo el dolor y la rabia por la situación de violencia en la que vivimos hoy en México.

Continuamos en el 2013 esta labor, esta manifestación pacífica, esta expresión colectiva de deseo de paz, de exigencia de justicia y dignidad, de reconocimiento a las víctimas y a los desaparecidos ya no solo del sexenio pasado (2006-2012, que presidió Felipe Calderón Hinojosa, del PAN) y la guerra contra el narco sino también de este sexenio (2012-2018, presidido actualmente por Enrique Peña Nieto, del PRI) en que la política de violencia no ha cambiado.

“La ola de enfrentamientos prosigue. En diciembre de 2012, el primer mes del sexenio peñista, se registraron 982 ejecutados, según el recuento de Milenio Diario. El 2012 concluyó con un total de 12 mil 394 ejecuciones, 110 más que en 2011” (Peña Nieto, ¿la “guerra” ya no existe? Por: Jenaro Villamil – enero 3 de 2013)

Por tal motivo, seguiremos bordando los nombres de las víctimas de la violencia, en todo México y especialmente en Puebla, para no olvidarlas, para hacer saber a las autoridades que aquí estamos y no nos callamos y, sobre todo, para establecer lazos entre nosotros y saber que no estamos solos y que somos muchos que queremos cambiar la realidad.

Los invitamos pues a que nos acompañen a bordar y, si pueden, lleven un pañuelo blanco y un aro de bordar, o tela de manta, hilo, y agujas. Nosotros tenemos los textos que bordaremos. Si no pueden traer su pañuelo, no le hace, nosotros les damos uno. No es necesario saber bordar y no es una acción exclusiva para mujeres.

Para los que no conocen nuestro trabajo, aquí les explicamos:

La acción consiste en bordar un pañuelo por cada uno de los muertos de esta guerra absurda “contra el narco” desatada por Felipe Calderón y que continúa en este sexenio de Peña Nieto. Bordamos en pañuelos blancos un texto con el nombre y la narración de la muerte o desaparición de la persona, el lugar y la fecha donde sucedió. Bordamos en grupo, en plazas públicas y compartimos con amigos y transeúntes la información, pero sobre todo el dolor y la rabia por la situación de violencia en la que vivimos hoy en México. Bordamos con hilo rojo para los muertos, con hilo verde para los desaparecidos, con la esperanza de que regresen vivos.

Bordados por la paz: un pañuelo, una víctima es una iniciativa propuesta por el colectivo Fuentes Rojas, de la Ciudad de México que tuvo sus primeras acciones a partir del surgimiento del Movimiento por la paz con justicia y dignidad, encabezado por el poeta Javier Sicilia en marzo de 2011. A partir de entonces se han formado grupos de bordado en varias ciudades del país y del extranjero para recordar a todos nuestros muertos, para visibilizarlos y hacernos conscientes de que cada número, cada cifra, tiene nombre y apellido.

La meta inicial de esta acción fue recopilar el mayor número posible de pañuelos bordados de toda la república y reunirnos todos el día 1 de diciembre en el zócalo de la ciudad de México en una protesta pacífica, pero masiva, para despedir a Calderón con la estela de muerte que dejó su gobierno. La meta actual es seguir bordando para realizar una ofrenda en la capital de nuestro estado, Puebla, a finaqles del 2013.

————————————————

“Bordando por la paz y la memoria. Una víctima, un pañuelo”.

Este proyecto nació en junio de 2011 dentro del Colectivo Fuentes Rojas, derivado de la iniciativa “Paremos las balas, pintemos las fuentes”, para manifestar de manera visual la violencia sistemática que existe en México y en solidaridad al Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad. “Bordando por la paz y la memoria. Una víctima, un pañuelo”, busca la participación ciudadana en muchos lugares y momentos posibles, busca compartir con amigos y transeúntes la información, pero sobre todo el dolor y la rabia por la situación de violencia en la que vivimos hoy en México.

Bordando por la paz y la memoria  es una iniciativa ciudadana, apartidista e independiente de carácter comunitario que tiene como objetivos

visibilizar  a las víctimas de la violencia en el marco de la guerra contra el narcotráfico promovida por el ejecutivo federal durante todo el actual sexenio (2006 – 2012),

sensibilizar a la ciudadanía respecto al hecho de que éstas víctimas no son solo cifras,

–y construir un memorial ciudadano.

–También buscamos generar una acción y un acercamiento simbólicos a todas las muertes trágicas, y a todas las desapariciones que se han dado en estos últimos años a consecuencia de dicha estrategia fallida, en solidaridad con los familiares de estas víctimas.

La iniciativa comenzó con el colectivo FR en la plaza de Coyoacán y después en la calle peatonal Fco. I. Madero, en la Ciudad de México. Durante más de un año, el proyecto se ha replicado en otros estados del país e, incluso, en otros países. De este modo, se ha generado el Movimiento Bordando por la Paz en los estados de Morelos, Jalisco, Nuevo León, Estado de México, Puebla, Aguascalientes, Coahuila, Colima, Querétaro, Tamaulipas, Michoacán, Chihuahua, Baja California Norte, Oaxaca, Veracruz, y en países como Guatemala, Nicaragua, El Salvador, Honduras, Perú, Chile, Argentina, Estados Unidos, Canadá, España, Francia, Inglaterra, Italia y Japón.

La acción de bordado se realiza usualmente en plazas públicas, así como en parques y en las banquetas, para que los transeúntes y vecinos de la zona puedan acercarse y participar en su realización; en este acto, el encuentro con el otro es vital, ya que ahí es donde se comparten las historias, los silencios, las lágrimas, además de las reflexiones en torno a la situación política del país.

Consiste en bordar de manera colectiva, en pañuelos blancos (que simbolizan la despedida y las lágrimas) con hilo rojo (que simboliza la sangre) los casos de las personas asesinadas; y con hilo verde, los pañuelos de los desaparecidos  (color que simboliza la esperanza de encontrarlos con vida)

Es un proyecto en el que la acción del bordado continuo potencia la introspección, la atención y la calma, y genera el espacio necesario para compartir y reflexionar con el otro. Es una actividad que invita a combatir el silencio y la indiferencia en un contexto donde el miedo nos aleja constantemente del vínculo con los demás. Iintentamos cubrir la necesidad de la gente de la calle, del ciudadano de a pie, de participar en una protesta pacífica, de restablecer el tejido social que está tan fragmentado actualmente, y sentirse parte de este tejido, de solidarizarse, de integrarse, de reconocerse, de reconocer al otro. De abordar el problema al lado de otros que son como ellos, como nosotros. Intentamos construir correspondencia, corresponsabilidad y ciudadanía.

Los distintos colectivos de Bordando por la paz y los ciudadanos  realizaremos la instalación de los pañuelos bordados en las calles adyacentes a la plancha del zócalo capitalino el día 1 de diciembre de 2012; el objetivo es denunciar públicamente a Felipe Calderón por la grave situación de violencia en la que deja al país al final de su gobierno, pues consideramos que su estrategia de guerra contra el narcotráfico sólo ha incrementado la violencia en nuestro país, dejando decenas de miles de muertos y desaparecidos.

Al mismo tiempo, expresaremos al próximo presidente, EPN, quien ha anunciado que mantendrá esta estrategia de guerra, que los mexicanos no estamos dispuestos a tolerar seis años más la misma situación; que estamos organizándonos, articulándonos y fortaleciendo el tejido social para que su la  guerra no continúe.

++++++++++++++++++++++++++++++++++

El siguiente texto es el que difundimos para invitar a la primera bordada colectiva en Puebla, el 19 de agosto del 2012.

A bordar para abordarnos
A bordar contra la guerra
Abordar a nuestros muertos
Abordarnos y reconocernos

Esta acción pretende dar una presencia no mediatizada a los muertos de la guerra contra el narco. Visibilizar a las víctimas, sean del “bando” que sean. Acercarnos de modo simbólico a cada una de las víctimas, a sus familiares. A los padres que se quedan sin hijos, a los huérfanos, a los sin nombre, y darles nombre y darles presencia.Bordar potencia la introspección y el afecto, al mismo tiempo que exige atención y paciencia. Hacemos esta actividad en grupo y en público, invitando a los más que podamos, le dedicamos tiempo a hablar con personas conocidas y desconocidas. En una sociedad tan fragmentada como la nuestra, en donde las experiencias sociales están sujetas a la familia, la iglesia, las escuelas o los partidos políticos, es difícil encontrar un espacio en donde podamos detectar, independientemente de las clases sociales, qué nos compete, que nos duele y afecta de esta guerra.La acción, originada por los compañeros del Colectivo Fuentes Rojas, consiste en bordar un pañuelo por cada uno de los muertos de esta guerra. Bordamos un texto con la narración de la muerte de la persona, el lugar y la fecha donde sucedió. En la base se incluye el nombre de la persona que bordó y el lugar. A la derecha se enumera el caso ¿?/60 000. La acción es una ofrenda a cada uno de nuestros muertos, puntada por puntada.Bordar contra la guerra no va a modificar las políticas gubernamentales. El beneficio está en elaborar formas propias de relacionarnos con otras personas, reconocer cuál es nuestra responsabilidad como ciudadanía en esta situación de violencia, qué nos compete y qué podemos hacer.

Argentina después de treinta años reclama justicia por sus 30 000 muertos, España después de 70 años desentierra cuerpos de fosas comunes de la Guerra Civil.
El legado que estamos dejando a las siguientes generaciones es igualmente uno de dolor y de naturalización de la violencia. Matarnos mutuamente no puede ser la solución de un problema social, económico, de política internacional y de corrupción.

Los invitamos a participar en esta iniciativa ciudadana y apartidista de reconocimiento y preservación de la memoria:
Primera bordada colectiva en Puebla domingo 19 de agosto en la Plaza de la Democracia, 4 sur entre Juan de Palafox y 3 oriente. Frente al Carolino.
Pedimos su colaboración para recaudar materiales: pañuelos blancos de 40 x 40, o tela blanca, aros de bordar chicos, hilo rojo y verde de bordar y agujas.

Los que puedan lleven un banco o silla de uso personal y una gorra para protegerse del sol.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s